Cuando y Cuanto ir a Napoles

Quizá la mejor época para ir a Nápoles es de abril a junio y de septiembre a noviembre, es la temporada media, dónde no hay muchas aglomeraciones y el calor no es muy sofocante. Los días son largos, llegando a las 12 horas de luz desde marzo a octubre.

 

Diciembre es una buena época, ya que los preparativos de la navidad hacen del centro de Nápoles algo especial, con los numerosos puestos callejeros de belenes. Puede hacer algo de frio y los días son más cortos, anochece entorno a las 17:00 horas.

 

Julio y agosto es temporada alta, con precios más altos, ciertas aglomeraciones en las zonas de playa, y muchos comercios cerrados en el centro de Nápoles.

 

El tiempo que necesitamos para ver Nápoles es muy relativo, para visitar Nápoles ciudad con 2-3 días puede ser suficiente, pero hay mucho alrededor para visitar. Tienes muchos sitios que visitar con excursiones de un día: Capri,  Pompeya y Vesubio,  la Costa Amalfitana o Isquia.

 

El tiempo es relativo puesto que aunque la zona no disponga de grandes playas, podemos tener hoteles a pie de mar con tumbonas y zonas de baño para prolongar la estancia.